domingo, 22 de noviembre de 2009

Entre Sardinas y Chipirones

Con la oscurada de este mes de noviembre hicimos nuestro primer viaje al congrio. El "17" al completo y el "literato" Valle nos reunimos para una muy grata jornada de pesca desde costa.
La pesca es una buena escusa para reunirse unos amigos y pasarlo como los indios.


La mar no estaba como esperábamos (1,2m y escaso viento sur), mucho golpón. Pero después de la caminata con los trastos y "bajar donde bajamos" no había vuelta atrás. El Literato y Vicente ya habían pescado en este sitio y por lo contado parecía la tierra prometida. Lo cierto es que las picada no se hicieron esperar y antes de anochecer ya teníamos un par de congrios.


Y eso fué todo, porque las ocho horas siguientes vimos como se nos descolgaban otros tres, como nos comía la pulga el cebo en escasos diez minutos y como los gusis iluminan las punteras de nuestras cañas.


La tierra prometida nos falló pero otra vez será. Pescar no se pescó, pero nos juntamos unos amigos para divertirnos haciendo lo que nos gusta PESCAR. QUE MAS SE PUEDE PEDIR.



1 comentario:

Rogelio dijo...

valla a juzgar por las fotos no os aburisteis en la comida y menudo congrio mas vueno
un saludo compañeros